Residencias Profesionales

La residencia profesional es aquella actividad realizada durante el desarrollo de un proyecto o la aplicación de un modelo, en cualquiera de las áreas de colocación establecidas, que definan una problemática y propongan una solución viable, a través de la participación directa del estudiante en desemiopeños de su propia profesión. La residencia se puede realizar a partir de que el alumno cuente con el 75% del total de créditos de su carrera. Las residencias profesionales se podrán acreditar por la realización de proyectos internos o externos con carácter regional, nacional o internacional, en cualquiera de los siguientes ámbitos:
  1. sectores social y productivo
  2. desarrollo tecnológico empresarial
  3. investigación y desarrollo
  4. diseño y/o construcción de equipo
  5. prestación de servicios profesionales
Antes de ser ejecutados, los proyectos de residencia profesional requerirán de la autorización del Jefe del Departamento Académico, quien de requerirlo solicitará la opinión de la academia, así como del cronograma de actividades del proyecto y la asignación de al menos un asesor interno. El valor curricular para la residencia profesional es de 20 créditos, y el periodo para que se realice es de 4 a 6 meses debiendo acumularse un total de 640 horas. Las horas pueden ser el acumulado de períodos discontinuos si el proyecto de residencia lo justifica, el comité académico lo recomienda y el director del instituto lo autoriza. La asignación de proyectos de residencias profesionales se realizarán preferentemente antes de iniciar el ciclo escolar. Una vez asignado el proyecto de residencia profesional el alumno deberá sustentar entrevistas con asesores internos y externos para determinar los horarios definitivos de actividades. El asesor interno de proyecto, orientará, asesorará, supervisará y evaluará al residente durante el desarrollo del proyecto y en la elaboración de su informe final.

Formatos:
Solicitud de residencias
Anteproyecto residencias
Reporte de avance residencias